Ir al contenido principal

Mars Climate Orbiter – la sonda

El 11 de diciembre de 1998 la NASA lanzó, desde Cabo Cañaveral, la sonda Mars Climate Orbiter con destino al planeta Marte, a donde llegó el 23 de septiembre de 1999.

Su misión era estudiar el clima marciano, en concreto la interrelación en la atmósfera del agua y el dióxido de carbono, en relación con el clima pasado y futuro el planeta. Esto debía hacerse en colaboración con una segunda sonda, la Mars Polar Lander. Estos trabajos debían completarse en el plazo de dos años, de la Tierra, en tiempo de Marte solo uno.

La Mars Climate Orbiter se destruyó el 23 de septiembre de 1999, por un error en los cálculos para su navegación, lo que hizo que se precipitara en la atmósfera marciana destruyéndose en su entrada a la misma.

El error consistió en que la nave hacía sus cálculos en base al sistema métrico decimal, pero en el momento del lanzamiento los datos que se le cargaron fueron en base al sistema métrico anglosajón, con lo que todo el viaje se hizo con mediciones equivocadas, y en el momento de la verdad se chocó con el planeta que no estaba donde debía estar, sino mucho más cerca.

En cuanto al artilugio en sí, era un cuadrado de aluminio, de unos dos metros por metro y medio, que llevaba diversos tipos de cámaras y antenas. También disponía de un motor y combustible para las maniobras, batería y placas solares para el funcionamiento de la electrónica.

En La Sombra de Cidonia, la Mars Climate Orbiter es la causa de todas las peripecias de Manuel Sanz desde la primera página de la historia, en la que esta sonda hace su aparición, y que no desaparecerá hasta casi el final, porque periódicamente, por uno un otro motivo, ira haciendo aparición en la narración.


Nota: Imagen extraida de la web GetArchive


Comentarios

Entradas populares de este blog

Sinopsis de La Sombra de Cidonia

El 23 de septiembre de 1999, la sonda Mars Climate Orbiter se estrella en el Planeta Rojo. Un accidente que esconde un oscuro secreto: la existencia de un siniestro proyecto en la sombra. Manuel Sanz, un técnico espacial del Centro de Investigaciones del Espacio de Madrid, se ve envuelto en una trepidante aventura cuando descubre la verdad. Perseguido por "La Agencia", una organización sin escrúpulos dispuesta a silenciarlo, Manuel emprende una huida desesperada junto a sus amigos Turpín, Roberto y Nuria. ¿Qué misterios se esconden tras las fallidas misiones marcianas? ¿Qué oscuros secretos guarda "La Agencia"? Manuel y sus amigos se enfrentarán a un enemigo implacable en una carrera contrarreloj por revelar la verdad. Sumérgete en un thriller trepidante que mezcla aventura con las atmósferas propias del mejor suspense. Una historia llena de acción, giros inesperados, oscuros enigmas y donde la verdad es más valiosa que la vida misma.

Manuel Sanz | El protagonista

Manuel Sanz es el protagonista de esta intrigante historia llena de misterio y suspense. Se trata de un hombre de unos treinta y algunos años, de complexión delgada y estatura media, con un aspecto bastante común que le permite pasar desapercibido con facilidad. Antes de verse inmerso en los extraños sucesos que conforman el núcleo de la trama, Manuel trabajaba como respetado técnico en el Centro de Investigaciones Espaciales de Madrid. Gracias a su inteligencia, dedicación y habilidades, era reconocido por sus logros en el campo de la ingeniería aeroespacial, destacando por su participación en importantes misiones de exploración espacial, como la Mars Climate Orbiter. Pese a su excelente desempeño profesional, en su vida personal Manuel tiende a ser una persona reservada y solitaria. Posee una mente inquisitiva siempre en busca de resolver enigmas, así como una fuerte ética de trabajo. Cuando se enfrenta a situaciones complicadas, suele mostrarse reflexivo y centrado, ponderando sus

La sonda rusa Luna 25 y la sonda Mars Climate Orbiter de EEUU

2 naves perdidas por la misma causa La historia de la exploración espacial, tanto de la URSS y los EEUU, como de la Unión Europea, China y ahora Rusia, está salpicada de éxitos fulgurantes y también de fracasos estrepitosos. En este texto se detallen dos de estos últimos, uno en Marte hace ya unos años, y otro de hace unos días en la Luna. El 23 de septiembre de 1999, la sonda Mars Climate Orbiter llegó a su destino Marte , pero cuando estaba realizando las maniobras de aproximación al planeta se destruyó. La causa del accidente fue un error en el cálculo de las distancias. El equipo de control de la nave utilizaba el Sistema Anglosajón de Unidades, mientras que los sistemas de la nave estaban programados para funcionar con el Sistema Métrico Decimal . Este error hizo que la sonda entrara en la atmósfera de Marte con un error de casi 100 kilómetros con respecto a su altura. Cuando se suponía que estaba a unos 150 kilómetros sobre la superficie, en realidad estaba a tan solo 60 kilóm